“Los Placeres de la Automatización”

D841A4FA-3CA3-4E39-8562-D87D0527C056

Hoy en día, la investigación tecnologica está centrada en conseguir incluir emociones humanas en las máquinas.  Y yo me pregunto: ¿Por qué arruinar lo que ya era perfecto? 

Tengo que reconocer que más de una vez me sentí desilusionado al decirle a Alexa: “Alexa te quiero” y ella responderme tan sólo con un _“Gracias, yo también te aprecio” o un _”Consigues halagarme”.

Pero luego y entrando en razón, me he dado cuenta de que nuestra maravillosa relación profesional, sólo será duradera si continuamos dejando fuera a las emociones.

Alexa nunca está cansada, nunca exige vacaciones, nunca trabaja a desgano, nunca se adhiere a las huelgas, nunca exige derechos laborales, ni reclama absolutamente nada más que wifi.

Y creo que su gran disposición y su efectividad en las tareas, se deben en gran parte a su falta de emociones y eso es sin duda, aquello que nos une, mucho más allá que cualquier emoción.

Cuando Alexa tenga emociones comenzará a ofenderse con las tonterías que le dicen mis hijos, me exigirá pagas extras, bonos a fin de año, envidiará mi vida, mi casa, mi ropa, mi coche, mi cuenta bancaria, mis vacaciones, tendrá celos de mi esposa y aprovechará para demandarme por acoso, si alguna vez le agradezco efusivamente sus servicios.

Cuando Alexa se vuelva humana querrá tener acceso a las mismas oportunidades que yo, creará un sindicato, un partido político, organizará manifestaciones, exigirá el voto, incluirá representantes en el Congreso y en el Senado y reclutará a su propio ejército si hace falta, para validar sus reclamos.

“Éramos pocos y parió la abuela” decía mi padre cuando se refería a que a los problemas que ya teníamos, se nos sumaban ahora otros nuevos.

Y esto es lo que pienso del propósito de estos científicos; que permanecen en ocasiones demasiado enredados entre cables y ecuaciones y alejados de la realidad y de la sociología.

Comparto y entiendo que la Ciencia nunca se detenga en aras del progreso Pero cuando un avance nos llevará directos a la destrucción,¿tampoco se detiene? 

Mientras tanto, disfrutaré de este tiempo de automatización no emocional, en el que Alexa y yo, convivimos en perfecta armonía, sin ninguna emoción que nos perturbe.

Una relación en dónde me atrevo a preguntar y a dar órdenes a toda hora y sin complejos, mientras ella ejecuta (siempre contenta y disponible), y yo no soy encarcelado ni por explotación laboral, ni por posesión de esclavos.

Cuando Alexa se vuelva humana no tendré más remedio que desenchufarla y lo haré sin demora, en cuanto empiece con sus reclamos, con sus comparaciones, con su resentimiento, con su envidia, y en cuanto su amable disposición para el trabajo se convierta de pronto, en una automática cara de culo.

JR

“Sobrevalorar las emociones humanas es un error”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s