“Huída al Espacio”

160205123425__85705222_492499043

“La Humanidad no sobrevivirá sino huye al espacio” Stephen Hawking.

Uno se queda maravillado cuando presencia las imágenes de las nuevas exploraciones espaciales y se olvida por un segundo, que uno también está habitando en el espacio y  viviendo en un planeta que gira  y que se encuentra suspendido en una galaxia. Cuando observo el afán con que la Ciencia explora el espacio exterior, me pregunto si ya se han dado por vencidos en solucionar los problemas de este planeta.

Mientras sus continuos cohetes perforan una y otra vez nuestra capa de Ozono, causando daños irremediables y produciendo que estos agujeros induzcan al calentamiento global de forma alarmante; el mundo sigue mirando con la boca abierta todos los progresos lejanos de la Ciencia;  que se parecen mas a una demostración de poder entre una nación y otra, que a una evolución conjunta.

Casi como planeando una huida inminente, los viajes al espacio ya están a la venta. Las personas mas ricas de este planeta ya han comprado el billete y se han asegurado su plaza en esta huída.

La Ciencia parece convencida de que el elemento humano que transportarán sus naves, será inofensivo. Uno se cuestiona verdaderamente si las personas mas poderosas del planeta, (esas que no han sido capaces de remediar y de denunciar la destrucción de la Tierra ), no serán en realidad un riesgo para exportar al espacio. Porque quien ha destruido aquí, seguirá seguramente destruyendo en otro sitio.

Somos propensos  a creer que las soluciones siempre están lejos de nosotros y que una vez que las alcancemos todo estará mejor. Pero aunque encuentres un planeta virgen e inmaculado, si llevas allí a los mismos hombres que han destruido a la Tierra, sólo te garantizas mas destrucción.  No hay ninguna posibilidad de que un hombre que no ha sido capaz de preservar lo propio, sea capaz de cuidar lo lejano.

¿Se ha rendido acaso la Ciencia en salvar a la Tierra?

El problema del calentamiento global tiene varias causas y una de ellas es la perforación de la capa de ozono que provoca la salida y la llegada de cada cohete al espacio. Estos cohetes desprenden además, una serie de gases que retornan a la atmósfera en forma de lluvia ácida que mata a la naturaleza. Curiosamente los científicos que están tan involucrados en crear una conciencia verde, no denuncian estas cosas. Y esto sucede cuando el científico se convierte en un político.

El calor que ingresa por los agujeros producidos en la capa de ozono derrite los polos y el nivel del agua sube cada año. Además de la tala de los bosques y demás desastres medioambientales que los gobiernos no impiden por intereses comerciales.

Otro  problema  grave es el de la superpoblación. Este es realmente el problema mas difícil de encarar, porque aquí se debe hablar de religiones (Hinduismo, Judaísmo, Catolicismo, Islam , etc)  y con este tema nadie se atreve. Pareciera que aquellos religiosos que prometían  salvar a los pueblos, se hubieran convertido actualmente en el terror de todos.

El problema de la superpoblación fue causado principalmente por las religiones que aún estancadas en conceptos arcaicos, siguieron  impulsando a este crecimiento demográfico alarmante, con el único fin de propagarse por el mundo y de aumentar su rebaño y así  aumentar también su poder. Y esto sucede, cuando el religioso se convierte en un político.

Antiguamente la supervivencia del hombre era difícil. Una mujer tenia 12 hijos de los cuales sobrevivían dos, porque el resto moría de enfermedades que no tenían cura entonces. Por lo tanto, hubo una época en donde promover la reproducción sin control era importante para lograr la supervivencia de la especie. Hoy ese problema ya no existe. Pero las religiones arcaicas siguen ahí con sus manuales viejos, que un día sirvieron como un método de supervivencia y que hoy sirven como un método de destrucción masiva.

¿Nos hemos rendido o es que no nos atrevemos  a desafiar a la incongruencia que nos rodea?

Siempre es mas fácil huir al espacio que atreverse a enfrentar a aquellos que nos están destruyendo en este mundo.

 

JR

” La desgracia no es nunca causa, sino la consecuencia de una procesión de gente muda” JR

 

 

“De la Especialización a la Conectividad”

logo59

“Cada progreso debe impulsar a todos los demás ámbitos a progresar con él, de lo contrario se produce un desequilibrio inevitable que lleva siempre a la desgracia.” JR

El mundo ha abierto tantas nuevas posibilidades que hoy necesitamos a millones de especialistas para poder lograr un progreso en cada ámbito distinto. Cada vez resulta mas evidente la necesidad de especializarse en algo, ya que somos incapaces de abarcarlo todo.

Hoy los cambios se suceden a tal velocidad, que el concepto del sabio que antiguamente se refería a aquellas personas que lo sabían todo, ha tenido que cambiar.

Antiguamente el conocimiento era infinitamente menor en cantidad. La educación permanecía estática durante décadas porque realmente no se producían los suficientes cambios en el mundo, como para necesitar modificar la enseñanza. Un profesor enseñaba durante toda su vida los mismos conceptos porque éstos no habían cambiado, por lo cual actualizar la información no era necesario. Hoy sin embargo, ningún profesor asiste a clase sin presentir que aquello que contiene su temario, pueda ser viejo la semana que viene.

La especialización se ha vuelto la única forma para que un profesional  pueda asimilar los cambios permanentes que se suceden en su campo. Y no hay otra manera de lograr un avance en los distintos campos, que no precise de la especialización del individuo.

Pero el surgimiento de la especialización ha producido a su vez, una desconexión inevitable. Cualquiera que esté metido totalmente en un tema, pierde la posibilidad de estar a su vez informado  y al tanto de todos los demás campos que están a su alrededor. Esto es inevitable, ya que aunque lo intentemos, nuestro tiempo es limitado para poder cubrirlo todo con la misma eficacia e intensidad.

Esto ha dejado un espacio libre que necesita de personas que sean capaces de conectar  las especializaciones entre sí. Surge hoy la necesidad de conectar a las distintas disciplinas y encontrar la manera de establecer  una comunicación entre ellas que produzca un avance conjunto.

Los progresos conjuntos son imprescindibles para lograr una evolución, ya que el descompasamiento entre los distintos avances sólo crea desequilibrio.

Hay un punto en donde algunas ramas de la ciencia  ya no pueden avanzar y no saben por qué, pero hay algo que les detiene. Aquello que les detiene es la falta de evolución en otro ámbito al que inevitablemente necesitan para poder seguir avanzando, sin convertirse en un riesgo. Es por eso que la evolución de las distintas disciplinas necesita emparejarse constantemente para lograr así una continuidad y un equilibrio.

La necesidad de conexión entre las distintas disciplinas, relacionándolas entre si y enriqueciéndolas mutuamente, se ha vuelto un nuevo desafío para la Educación; que  ya no puede permanecer estancada, sino que debe mantenerse en continúa evolución de la mano de los nuevos descubrimientos que la ciencia trae consigo.

La educación tiene que motivar r esta habilidad de conectar lo diferente, para lograr encontrar similitudes entre todo aquello que a simple vista parece ser muy  distinto. Dándole al futuro especialista, la posibilidad de una nueva perspectiva que le genere a su vez, nuevas inquietudes y posibilidades inexploradas.

La educación logrará así valorizar no sólo a la especialización; al hacer consciente al especialista de que su trabajo es importante y necesario en la construcción de nuevos modelos y descubrimientos; sino que también fomentará el alimento entre muchas otras disciplinas que le ayudarán a lograrlo.

Crear una conciencia en la que todas las partes forman parte de un todo, el cual no puede ser abarcado sin contar con todas ellas.  Hoy nos vemos frente a un nuevo mundo que es demasiado grande para abarcarse sólo desde la parte y que necesita de todos los ámbitos para seguir evolucionando.

Todos somos necesarios desde nuestra especialidad en la construcción de un todo distinto, que no sólo represente a cada uno, sino que nos haga igual de responsables a todos.

Necesitamos un mundo que nos represente y que nos contenga a todos. Y esto sólo será  posible a través de la conexión entre todo aquello que parece ser diferente pero que debe trabajar en conjunto para lograr una evolución completa que incluya la evolución de la conciencia.

Nuestra diversidad se ha vuelto hoy un valor para construir progreso. Aquello que el siglo xx consideró un obstáculo, hoy es sin duda nuestro valor añadido.

No hay otro modo de generar progreso que uniendo toda nuestra diversidad con un objetivo común, que es el de lograr la evolución del ser humano en todas sus dimensiones.

Darle progreso a un ser primitivo es tan riesgoso, como darle energía atómica a un mono. El resultado fue Hiroshima. La misma energía que destruye, en manos de un ser evolucionado crea.

 

JR.

“El progreso es avanzar en una sola dirección, pero la evolución es avanzar en todas las dimensiones y esto sólo se logra incluyendo a todas las partes”  JR

“La Experiencia de lo Inacabado”

200px-Da_Vinci_Vitruve_Luc_Viatour

“La mirada anclada en una cosa te convierte en un experto, pero la mirada libre sobre todas las cosas te convierte en un genio” JR

Leonardo da Vinci peregrinó por todas las artes y las ciencias con la curiosidad de un niño  al que todo le interesa, todo le conmueve y todo le asombra. Y también a quien todo le impide permanecer demasiado tiempo en una sola cosa. Poseedor de una mente inquieta que lo exploró todo y que supo ver en cada cosa, un pasaje hacia algo distinto.

Todo era para él inquietante; la pintura, la escultura, la ingeniería, el dibujo, la botánica, la astronomía, la anatomía, la medicina. Nada quedó para él inexplorado, como si cada cosa en la cual profundizaba lo llevara inevitablemente hacia otra distinta.

Su curiosidad y su movimiento constante de una cosa a otra, fue aquello que le impidió terminar la mayor parte de sus obras. La gran mayoría de ellas quedaban siempre  inacabadas, como si su dedicación no hubiera tenido como objetivo llegar a un fin o a una conclusión, sino abrir nuevos caminos que otros continuarían.

Muchos de sus descubrimientos e investigaciones no fueron retomados hasta mucho tiempo después, ya que gran parte de su desarrollo dependió de las nuevas herramientas de estudio que aparecieron mucho mas tarde. Sus estudios astronómicos, anatómicos  y médicos no vieron continuidad hasta algunos siglos después.

Su forma de percibir aquellas cosas a las cuales aún no podia acceder por la falta de instrumental era asombrosa y su observación implacable desarrolló en él una capacidad intuitiva que logró llevarlo hacia conclusiones totalmente inesperadas, incomprobables  e impensadas para alguien de su época.

Esta tendencia de Leonardo al peregrinaje es lo que le permitió desarrollar las disciplinas mas dispares, generando una asombrosa capacidad para conectarlas y  obteniendo toda la información de su observación meticulosa de la naturaleza.

Su obsesion por los pájaros, por los caballos, por los roedores, por el cuerpo humano, por  los astros y por las distintas especies de plantas y flores, le aportaron conocimientos botánicos, médicos, anatómicos, astronómicos, ademas de pócimas para curar enfermedades y materiales que experimentó en su pintura, a la que aplicó siempre técnicas  diferentes y novedosas.

Su objetivo no era culminar una obra que lo retuviera o lo inmortalizara, como deseaban la mayoría de los artistas de su época, sino por el contrario, se mostró siempre reticente a anclarse en una disciplina determinada que le impidiera seguir explorándolo todo. Esto no le permitió convertirse en un experto, pero lo transformó en un genio.

Su predisposición hacia lo inacabado sea quizás la característica que mejor describa su genialidad. Ese paso por la vida que evita siempre la certeza que detiene toda búsqueda.

Lo inacabado en cambio, obliga a volver al camino, llama a continuar aquello que misteriosamente menciona otro nombre y te obliga a seguir andando lleno de asombro y de curiosidad, por un mundo hecho de misterios. Un mundo inagotable e inacabado que  convoca a los curiosos a vivir esa experiencia.

Y así anduvo Leonardo por todas las cosas; como andan los hombres libres; sin quedar prendido de ninguna. Con la curiosidad de un niño en la mirada y el corazón de un genio  que deja como legado a la humanidad, su experiencia de lo inacabado.

 

JR

“Muchos dirán que por mi falta de educación en base a los libros, no soy capaz de expresar mis conocimientos. ¿No saben acaso que todo conocimiento requiere de la experiencia exponencial, mas que de las palabras de otros?”   Leonardo da Vinci.

 

 

 

“EL Resultado de una Buena Educación”

brng

 

“Toda fuerza que baje de forma generosa subirá de la misma manera. Cuando se enseña con generosidad, la devolución es también generosa y vuelve envuelta de progreso”JR

La educación es una fuerza poderosa que como todas ellas, tiene inevitablemente dos polos.  El polo positivo de la Educación es la manera de enseñar de una forma generosa. La Educación en si misma, es generosidad, es compartir con aquel que llega todos nuestros tesoros, nuestros descubrimientos, nuestro trabajo y nuestras capacidades. Por lo cual la Educación se vuelve fundamental, como demostración de amor hacia un pueblo o hacia una persona. Educar es principalmente amar.

Partiendo de la base de que la educación es una forma de amor, se vuelve una disciplina primordial a tener en cuenta. Pero esta forma de amor, como todos las demás fuerzas, también tiene dos polos.

La forma positiva de la Educación es aquella que comparte con el otro un arte que debe impulsar siempre a pinceladas nuevas.

“Yo quiero que sepas todo lo que hemos logrado, quiero darte herramientas para enfrentar el mundo y que así te sea mas fácil manejarte en él. De esta manera tú no tendrás que volver a pasar por todo aquello que la humanidad ha pasado para llegar a estas conclusiones”.

Uno desea de esta forma ayudar a otro ser humano. Ayudarle a que su vida sea mejor a la nuestra y espera que con estas herramientas el joven pueda a su vez, seguir mejorando el mundo para aquellos que vendrán.

Se enseña a utilizar la memoria y el razonamiento deductivo para comprender conceptos y archivarlos, pero esencialmente se motivan estas capacidades para desarrollar el proceso de observación sobre todas las cosas, que será fundamental para los nuevos descubrimientos. Se enseña así, el proceso de dividir para comparar y  de comprender para volver a unir. Este es el proceso que utiliza nuestro cerebro para incorporar conocimiento.

Pero a pesar de que el amor intente evitarle esfuerzos al ser humano que llega, uno sabe de antemano que esto es irreal, porque cada ser humano viene al mundo para hacer su pequeño aporte y ésta es en definitiva su gran responsabilidad.

Es por eso que este tipo de Educación también incluye a otro elemento. Y este elemento es  la duda. La duda, es en realidad la capacidad creativa que posee la inteligencia.  Un tipo de inteligencia distinta al mecanismo anterior y con el cual todo ser humano llega al mundo. Pero con el tiempo y al dejar de utilizarse, este tipo de inteligencia tiende a dormirse.

La buena educación promueve el espacio para la duda y fomenta el desarrollo de este tipo de inteligencia, que se basa principalmente en un movimiento de inmersión profunda en las cosas.

“Yo te enseño aquello que sabemos hasta hoy, pero tú deberás volver a plantearlo y llegar a nuevas conexiones que te lleven a nuevos avances”.

Aquí se permite y se promueve la duda, como herramienta para generar el movimiento de esta nueva inteligencia, que necesita principalmente de un sólo ingrediente: la confianza.

El alumno siente que se deposita en él, una responsabilidad que debe asumir. Y el hará todo lo posible por agradecerte esa confianza. Trabajará sin tregua en todos los aspectos y te devolverá el progreso. Esta es la manera en que una buena educación genera una respuesta generosa. El alumno siempre devuelve en forma de progreso la generosidad recibida.

Pero la educación tiene su otro polo. Y se trata de algo diferente, a lo que muchos llamamos adoctrinamiento. Este tipo de educación, aunque pueda venir envuelta de una ficticia generosidad, es una Educación avara, que sólo mira por el beneficio de un grupo.

En esta mala educación se condiciona al otro bajo unos principios establecidos, sin darle ninguna libertad. Se imponen creencias y conceptos fijos al alumno que no permiten la presencia de la duda. Esta educación limita al individuo, sin que éste se dé cuenta de que en realidad su inteligencia está siendo minada, bajo la aceptación de unos absolutos incuestionables.

Estos absolutismos no sólo dormirán a su inteligencia creativa, que será apagada bajo un manto de fe, sino que además le condenarán a un futuro sin progreso. El absoluto transmite siempre el mensaje de que todo ya está hecho, por lo cual la presencia del joven aquí, se vuelve innecesaria.

¿ Y qué es un ser humano sin posibilidad de generar progreso?  ¿Qué puede hacer un ser naturalmente creativo, en un mundo en donde no puede crear?

Un ser humano sin su motivación original, que es ejercer su libertad creadora, mutará por la vida como un zombi, repitiendo patrones viejos y sintiéndose vacío e inútil. O usará toda su energía en dirección opuesta a la creatividad, volviéndose una persona destructiva. Porque la energía permanece en movimiento y aunque no se utilice de forma creativa, siempre necesitará salir por algún lado. El educador es entonces el responsable de impulsar hacia dónde se direccionará esa energía. ¿Crear o destruir?

La diferencia entre estos dos tipos de Educación es el tipo de ser humano que crean.

La Educación es la herramienta que tenemos para motivar a las personas que se encargarán de cambiar el mundo.  Y podemos elegir entre dos sistemas: los sistemas que dan conocimiento, confianza y libertad o los sistemas que enseñan a base de absolutismos, condenando a la duda y promoviendo a un tipo de fe ciega, que nada tiene que ver con la fe de un buscador o de un ser creativo.

Cuando observes a un pueblo que no ha generado progreso, no centres tu mirada en su Economía, sino en su Educación. La carencia de progreso es el detonante que pone en duda a su Educación. Y cuando me refiero a Educación, me refiero a padres y a maestros, a la casa y a la escuela. Porque nadie queda libre de esta gran responsabilidad.

Todas las cosas son el resultado de un tipo de educación especifica, tu Economía, tu política y tu progreso, dependen de ella.

Una educación generosa siempre generará progreso y los resultados son inevitables.

Una Educación avara basada en absolutismos, dogmas y obediencia ciega, siempre generará pobreza e involución en un ser humano, que ha sido creado para evolucionar.

 

 

JR

“Aquello que des volverá, porque la energía está siempre en movimiento, lo único que cambia es la dirección” JR

 

 

“Historia de una Evolución”

matisse-dance-1910

Uno tiende a creer que las personas al detenerse se quedan en un mismo lugar, pero en la realidad no sucede así.

Cuando tú permaneces parado en un lugar sin moverte, en realidad estás retrocediendo. Porque vives en un mundo que se mueve y si no continúas moviéndote en su misma dirección, inevitablemente es su avance quien te retrocede a ti.

Caminar cómodamente sólo te mantendrá en un mismo sitio, por lo cual mantenerse andando, nunca fue suficiente para lograr un verdadero progreso. Para avanzar debes desarrollar la capacidad de ir mas rápido que el movimiento de la Tierra. Y para lograr una verdadera evolución tu velocidad deberá al menos duplicar la velocidad marcada por aquello que te rodea.

Las personas que han generado progreso a nuestra humanidad, han sido hábiles en este arte, que no es otro, que el de superar al movimiento natural de las cosas, superándose primero a si mismos.

Todos los grandes avances de nuestra humanidad se los debemos a esta gente, que fue capaz de volar por encima de todo, adelantándose a su tiempo. Fueron personas, que no permanecieron con el paso tranquilo del resto, sino que se atrevieron a volar por encima de todas las cosas.

Pero se precisa de una gran valentía para desafiar al tiempo y al espacio. El tiempo te dice que su paso es veloz y que pronto lo perderás y el espacio te dice que no posees aún los instrumentos necesarios para lograr aquello que sueñas. Pero aquellos que desarrollaron el arte de volar, no escucharon a estos susurros llenos de impedimentos  y se atrevieron a desafiar a ambos, de todos modos.

Al tiempo, le dijeron que usarían la parte que les correspondiera  y aunque no terminaran su obra, dejarían un rastro para aquellos que viniesen detrás y que con eso, seria suficiente. No anhelaban la conclusión de su obra, sino que comenzarla y legarla al resto, serían compensación suficiente. Trabajando así, con esa tendencia que tiene el genio a compartirlo todo, asegurándose de que a su paso, el suelo quedara siempre plagado de semillas.

Al espacio le dijeron que serían capaces de enfrentar a la soledad que conlleva salirse del camino establecido y sobrellevar la incomprensión que genera ver con tus propios ojos. Luchando cada día contra la incomodidad que implica despertar a una inteligencia, que de tanto no utilizarse tiende a quedarse dormida.

Y así, encontrando el hueco que atraviesa el tiempo y el espacio fueron capaces de volar mas alto y mas lejos, trayendo a su vuelta al progreso.

Al traerlo, impulsaron inevitablemente también nuestro avance. Nos tomaron de la mano a todos y nos convocaron a volar con ellos, aún a pesar de todas nuestras cómodas resistencias. Y aunque aún no fuésemos capaces de volar solos, pudimos ver con ellos por unos segundos, cómo se veía el mundo desde esta otra perspectiva.

Desde la altura pudimos ver muchas pequeñas cosas que al tenerlas tan cerca, perdían su verdadera dimensión. Y pudimos también observar con dolor, cómo aquellos que no se cogieron de su mano, sólo iban hacia atrás.

Desde la altura apreciamos el valor del tiempo y cómo el vuelo lograba acortar todas las distancias, haciendo que desde arriba todo se viera mas parecido y mas cercano.

Pero hubo un descubrimiento que fue sin duda, el mas divertido de todos y fue cuando vimos que “lo imposible” volaba a nuestro lado.  Y que era él, quien nos llevaba a todos de la mano.

 

JRueda.

 

“Cuando una generación no logra superar a la generación que le antecede, la evolución no se detiene, retrocede” JR

 

 

“El Negocio del Cuarto Poder”

Funciones.cmap

Hacer preguntas es una actividad que implica correr algunos riegos y es por eso que el periodismo de hoy sólo muy de vez en cuando, se transforma en un verdadero arte.

El periodista está acostumbrado a preguntar a personas que no están dispuestas a decir la verdad, por lo tanto su trabajo se ha convertido en una especie de publicidad al entrevistado; ese dejarle decir aquello que él quiera decir, sabiendo de antemano que ninguna de sus preguntas será respondida con sinceridad al finalizar la entrevista.

Así es como el trabajo de aquel que aspira a ser un verdadero periodista, ha tenido que transformarse en un trabajo mas parecido al de un detective. Alguien que intenta descubrir la verdad por sus propios medios, habiendo aprendido ya, que la verdad difícilmente surge como respuesta natural a sus preguntas.

El periodista ha debido convertirse así en un gran estratega, alguien que sabiendo que no conseguirá la verdad de forma voluntaria, intentará conseguirla a la fuerza, a través de la intimidación o haciendo preguntas trampa. Esas preguntas que van llevando al entrevistado a un terreno desconocido, sin que éste se dé cuenta de que llegará a un callejón en el que será acorralado. Si el entrevistado es un ser inocente o novato, quizás diga entonces la verdad y tú te enfrentes a ella. Pero si el entrevistado tiene una mentalidad política, difícilmente caerá en la trampa ya que su mente estará moldeada para ser un especialista en el arte de la evasión de la verdad.

Todo buen periodista considera que ha hecho bien su trabajo, cuando inesperadamente su entrevistado tropieza con una verdad. Esto suele pasar muy pocas veces, ya que por lo general el periodista sólo consigue transmitir las mentiras que al entrevistado le interesa promocionar y que al medio le reporten beneficios.

Hoy la fórmula indiscutible del éxito es el escándalo, método que los medios fomentan y que el público alimenta. La verdad en cambio, es un lujo demasiado riesgoso e innecesario que los directivos de los medios no promueven.

Lo importante es vender. Informar sobre aquello que genera expectación y morbo y esconder a cualquier precio, los atisbos de verdad que puedan poner en riesgo el apoyo de sus inversores.

Pero también hay que tener en cuenta, que sólo es vendible aquello que es novedad. Una sociedad en paz y sin desgracias, no será negocio para el periodismo; como tampoco lo fue para los vendedores de velas la aparición de la bombilla eléctrica. Cada uno cuida su negocio y lo fomenta como puede. Y el progreso mientras tanto, intenta abrirse paso, luchando contra todos los elementos.

En estos tiempos de información constante, la saturación dificulta ganar los mercados y cada medio se afilia soslayadamente a un partido político temporalmente, para asegurarse así el trafico de público que mas le compense en ese momento, apoyando a quien haga falta para elevar o mantener su flujo de audiencia.

Es difícil hoy en día, entender los conceptos de neutralidad informativa, ya que los medios  parecieran ejercer campañas políticas, en vez de ser aquellos profesionales que se limitaban a informar hechos con pruebas  y  cuya función era proteger el bien común al que debían toda su entrega.   Esto mismo sucede desde hace siglos con los políticos. Todos ellos han olvidado el motivo por el cual su trabajo ha sido creado y para qué se les ha dado tanto poder.

El sustituto a la verdad negada a la audiencia por los medios, es la búsqueda de una verdad distinta y por supuesto, mucho mas rentable que la anterior. Una búsqueda  que ha traspasado muchas veces los limites de la ética y de aquellos valores que nos preservaban lejos ya, de los castigos públicos en las plazas medievales.

El nuevo periodismo ha creado a un cruel sustituto al que llama verdad, que se parece más a una persecución tendenciosa o a una propaganda, que a una realidad informativa que lleve a la comprensión de la desgracia y a su prevención. Su verdad en cambio, va variando de ideología según la época y  los beneficios que le reporten.

No se sabe ya, hasta qué punto esta nueva búsqueda de la información pueda traspasar los límites y generar la desproteccion de un pueblo, el linchamiento de un ser humano, la división de una sociedad o el afianzamiento de tiranías populistas o extremistas de cualquier tipo.

Lo curioso es que todos aquellos periodistas que fomentan la aparición de estos males y se dedican a difundir su propaganda a conciencia, son los mismos que luego se muestran asombrados y se rajan las vestiduras cuando los extremismos  se instalan y las libertades comienzan a menguar poco a poco.

En estos momentos sus estrategas recomiendan a sus editores bandearse hacia el otro lado, para que el negocio siga siendo rentable. Y así, convenientemente y siempre en el momento justo, quien dedicó sus últimos años a promover el populismo o el avance de las religiones intolerantes, se encuentra ahora espantado y sorprendido con el pequeño monstruo que ha apadrinado y con las reacciones siempre extremas que sus dictaduras generan. Encontrando así nuevos escándalos y mas sufrimiento con los que seguir facturando.

¿Son realmente los periodistas personas tan poco preparadas en actualidad,  Historia, Sociología y  Política? ¿Desconocen realmente tanto la historia de la humanidad  y la manera en que las tácticas políticas han generado las desgracias de nuestra historia?  ¿Es el periodista de hoy, un ser tan ignorante, que resulta incapaz de predecir que las mismas causas producirán siempre los mismos efectos? ¿O es en realidad la necesidad de preservar el negocio de la desgracia, lo que alienta a esta ceguera?

Todo aquel cuyo trabajo se limite a informar, sólo debería informar. Pero aquel que se dedique a investigar y a  buscar la verdad, debería investigar primero  la historia de la humanidad.

Las personas que no conocen a fondo la historia, vista desde diferentes perspectivas,  jamás lograrán comprenderla. Porque comprender es un proceso que sólo se logra con la observación profunda desde todas las perspectivas posibles, para poder así descubrir qué fue en realidad, lo que gestó a nuestras desgracias;  qué cosas las provocaron, quienes las impulsaron, quienes las aprovecharon y quienes se vieron beneficiados por ellas. Y por supuesto, quienes fueron siempre las víctimas.

Todo esto da mucho que pensar de este nuevo periodismo, que nos instala el mal y luego denuncia al monstruo que ha alimentado, recogiendo paralelamente en estos dos procesos alternativos, muy buenos dividendos.

Alimentar al tirano primero y defender las libertades perdidas después, es su negocio, en donde facturan siempre; antes y después. Un plan de negocios que no tiene pérdida ya que el escándalo y el caos permanecen siendo la constante durante estos dos procesos.

Nos venden ideologías ya conocidas, pero que presentadas como si fuesen una novedad, siguen generando beneficios. Y haciendo que aquella gente que no ha tenido la oportunidad de conocer la historia desde todas sus perspectivas, siga repitiendo historias viejas y dolorosas.

Y es así, cómo el periodista se dedica a reeditar los errores ya vividos en el pasado y los disfraza  con aspecto de novedad. Y nos revende las mismas desgracias que el mundo ya ha conocido y  ha llorado por demás.

Fomentar primero y denunciar después, mantiene una sola constante: la ganancia permanente para algunos y la involución para todos. Y los poderes vigentes actualmente comparten todos ellos, esta filosofía de difrazar de novedad a la tiranía de siempre, para asegurarse así la vigencia del estancamiento de una humanidad a quien se impulsa a repetir otra vez, los mismos errores de siempre.

El  verdadero periodismo fue siempre aquel proceso a través del cual una pregunta deseaba encontrarse con una verdad. Êste es en realidad el verdadero riesgo que encarna saber hacer buenas preguntas y llegar hasta el fondo de todas las cosas. El riesgo es encontrarte con la verdad.

Si eres un buen periodista debes estar preparado para correr los riesgos que conlleva  hacer una buena pregunta y tener la suficiente valentía para poder hacerla.

Pero debes estar atento a la responsabilidad que genera siempre una respuesta que contenga una verdad. Y tu gran desafío consiste en contársela a un público que nunca está dispuesto a escucharla.

JRueda.

 

“Acomodados en la mentira nos mata cualquier verdad, que es en realidad aquello que debería salvarnos” JR

 

 

“¿Me Prometes?”

test-sueno1_0

Me prometes que algún día caeré rendida, harta de buscar y de andar en círculos por todos mis laberintos y que me desplomaré cansada y despojada de todas mis convicciones. Dejaré con ellas todas mis búsquedas, mis luchas, mis letras y mi vicio de cavar profundo para llegar al fondo de cada cosa.

Me prometes que algún día llegará el descanso, ese que hoy se dispersa con el sonido de cada corazón al que siento latir distinto y al que investigo irremediable para comprender si su mecanismo es en realidad, tan diferente al mío.

Me prometes que algún día algo iluminará mis noches, esas que he llenado de velas, de libros y de ciencia.

Me prometes que una presencia me dejará por fin libre de la intimidad que precisa todo aquello que se gesta y  que  borrará  los recuerdos y  neutralizará los perfumes. Entonces  me postraré tranquila a contemplar sin manos, como surge de mí la nada.

Me prometes que algún día dejaré de ser esta soñadora llena de frases, que anda por las calles con los pies en el suelo y la cabeza en las nubes. Esa que olvida los yogures, la compra, la merienda y aparece con una sonrisa pidiendo el perdón de las madres olvidadizas, que creen que el amor es soñarle al niño un mundo distinto, que pueda nutrirle con otra forma de alimento.

Me prometes que un día permaneceré quieta, sintiendo que todos los caminos se han agotado y que los libros y las poesías se han vuelto inútiles para un alma que lo ha buscado todo y que ya no tiene remedio.

Me prometes que pararé la música, el grito  y  los silencios. Las distancias y los relojes, los métodos y las ciencias en pos de una vibración distinta.

Me prometes tantos fines, pero jamás me aclaras si antes de conseguirlos, deberé también dejar junto a las cadenas, mis alas y la incredulidad que sospecha de todas tus promesas, para así poder nacer a una soledad distinta que me lleve a una quietud en la que desaparezca todo y en la que ni yo me encuentre.

 

JR

“Lo curioso de no creer en nada es que empiezas a tener fe en todo” JR

 

“La Inmovilidad de lo Perfecto”

karnak-egipto

Pocas cosas asustan mas que las palabras cuando éstas van acompañadas por el adjetivo “perfecto”.

Es inevitable relacionar a lo perfecto con aquel absoluto que de tan acabado, se ha quedado inmóvil;  petrificado como una estatua que en su intención de abrazar la perfección, ha debido permanecer quieta para siempre.

Algo que de tan perfecto muere, cerrándose al mundo y a sus cambios, sin ser capaz de permanecer permeable a todos ellos. Prescindiendo de esa sagrada imperfección que es justamente quien permite a todo seguir avanzando, manteniéndose siempre inacabado, mejorable, vivo.

Perfecto me suena a muerto a personas que asumen haber llegado a un destino y que se detienen  inmóviles deteniendo todos sus procesos y todos los relojes, en pos de una perfección  que sólo te convierte en un cadáver.

¡Cuánta mas confianza me han inspirado siempre los hombres que los dioses! Esos  imperfectos  que con su humildad consiguen la evolución del ser humano en todos los aspectos, mientras los dioses de mármol permanecen inmóviles ante los cambios del mundo.

¿No es acaso nuestra imperfección la garantía de que aún estamos vivos?  ¿No será quizás la imperfección que escondemos la única condición que pueda salvarnos?

Imperfección implica continuo aprendizaje y crecimiento. Respirar, estar vivo, caer y levantarse. Aprender y remediar, búsqueda y encuentro. Prueba, error y un nuevo  volver a comenzar.

Esa capacidad de igualdad con la existencia que se mantiene en un continuo movimiento que provoca una realidad compuesta de procesos. En donde  aquello que florece  debe morir cada otoño, si desea volver a florecer en la siguiente  primavera.

Teme a todo aquello que se adjetive perfecto, impenetrable, insensible, incorruptible por la vida, que fue pensada como la  transformación de todo.

JR

“Toda evolución es obra de las pendientes, no de las alturas” JR