“ESPACIOS SOLITARIOS”

” Dios ha muerto” sentenciaba Nietzsche adelantándose a su tiempo. Tenía prisa por esa muerte que sería sin duda quien la daría paso al nacimiento de su soñado superhombre. Este nacería sobre las cenizas de un Dios y se volvería tan divino como él.

Viendo los tiempos que corren ya quisiéramos que Dios hubiese muerto. Seguramente no tendríamos las matanzas y los dramas humanitarios que prescenciamos a diario en su nombre. Dios se ha vuelto la excusa para todo,  especialmente para la maldad y para la imposición de ideas contrarias al bienestar del hombre.

Cuando la idea se vuelve mas importante que el hombre, cuando la humanidad se vuelve mas importante que un sólo ser humano, se pierde entonces  al hombre” y también a  su grandeza.

¡El hombre se ha vuelto el esclavo de Dios y sin embargo, ha sido él quien lo creado…!

Lo mismo nos sucede hoy con la tecnología. Al final terminamos subordinándonos a todo aquello que creamos con el fin de ayudarnos a hacernos la vida un poco mas fácil.  Y convertimos al hombre en esclavo una vez más.

En uno de sus grandes enfados  Jesús el Nazareno dijo : ” El Sábado fue creado para el hombre y no el hombre para el Sábado”. Al decir estas palabras, Jesús intentaba poner de manifiesto esta tendencia, en donde nuestras creaciones se convierten al final en nuestros carceleros.

Las tradiciones, las leyes y los dogmas, se imponen a la verdadera religiosidad que es el cuidado del ser humano. Las  leyes antiguamente, eran la única manera de preservar a la especie de su extinción previniéndola de  enfermedades o conductas nocivas que pondrían al hombre en un camino de autodestrucción.

Es curioso ver como todo aquello que el hombre crea para poder subsistir y organizarse termine tiempo después dominándole.

Esta tendencia se manifiesta cuando las cosas salen de su espacio/ tiempo. Y permanecen inmóviles  por demasiado tiempo. Todo aquello que no se agiorna finalmente se pudre. Aquellas cosas que antes te preservaban de pronto  pueden envenenarte.

El hombre es siempre el valor supremo. No puede haber nada encima del ser humano. Ni siquiera Dios sirve de excusa para destruir a un hombre.Dios fue creado para el hombre y para sobrellevar el desamparo y el desconsuelo que azotan nuestras vidas. Pero parece ser que este “Dios consuelo” se ha convertido en el responsable en estos tiempos  del  desamparo y del  sufrimiento cotidiano de muchos de sus pueblos.

Se utiliza a Dios para justificar las matanzas, para encubrir la codicia y para disimular la maldad. Sacrificar a un ser humano en nombre de una idea, en nombre de un Dios, es inmoral y criminal porque no existe idea que valga, ni la mitad de un ser humano. Son las ideas las que deberían servir al hombre y no el hombre a las ideas.

Esto es lo que hacen las religiones y las ideologías vigentes en donde se intenta imponer el miedo y la sumisión bajo una idea religiosa o política que poco tienen que ver con nuestra naturaleza y nuestro bienestar.

La laicidad se extiende en estos tiempos, no como una ideología, sino como un cansancio a esta subordinación a la maquina del mal, que hemos creado para ayudar al hombre a afrontar su soledad y sin embargo hoy es quien genera su desgracia.

La religión nos impone una idea. Nos demanda la pertenencia a un grupo al que entramos mucho antes de poder ponernos en pie por nosotros mismos. Un grupo elegido para nosotros por aquellos que nos aman, nuestra familia.

Esta es la primera esclavitud del ser humano y  de la que mas le costará liberarse.

Se nos obliga a venerar una imágen y una conducta que poco tienen que ver con nosotros y con los tiempos en los que nos toca vivir. Cada profeta, cada Dios, ha sido único dentro del espacio/ tiempo y realidad en la que ha existido e intentar parecernos a ellos no sólo es antinatural, sino también violento.

Intentamos en nuestra época terminar con la anorexia y denunciamos el photoshop que hace creer a nuestros hijos que la perfección es el ideal de la belleza.

Intentamos atajar las depresiones y la violencia de unos adolescentes que por mas que lo intenten, no podrán  parecerse jamás a Ronaldo o a Kate Moss, a Angelina Jolie  o a Messi. Y por otro lado, pregonamos la búsqueda de ser Buda, Cristo, Abraham o Mahoma.

Los ideales están a  la vista y son igual  de inalcanzables.

Imponemos a nuestros hijos unos ideales, totalmente defasados a nuestro tiempo y fuera de su alcance. Lo que no quiere decir, que aprendan de ellos su originalidad y su valentía. La osadía que todos estos grandes profetas, tuvieron en su tiempo, trayendo un mensaje nuevo y una mirada distinta al mundo en que vivian.

Amamos a nuestros hijos aún sin saber bien, qué es el amor.

Alguien que te impone un ideal que no eres tú, no te quiere.

Alguien que te marca un camino que te lleva lejos de tu autenticidad, no te quiere.

Para conseguir su aceptación, intentamos encajar, llevamos mascaras y personalidades, pero dentro nuestro  sabemos que ése no somos nosotros.

No hay nada mas difícil en este mundo que ayudar a los demás a ser ellos mismos. Estamos acostumbrados a imitar y  a copiar los caminos de otras personas.

Amar a los demás como son, es la tarea mas difícil y  crear el espacio para que surja lo auténtico, es a veces un camino muy solitario.

Pero sólo hace falta una persona que crea en ti. Alguien que no espere que seas diferente de lo que eres, alguien que te dé sin esperar una recompensa, ni un resultado en el futuro.

Si encuentras a alguien, aunque sea una única persona en este mundo, que crea en ti, sin esperar nada mas que tu autenticidad será suficiente.

Quizás lo que necesiten nuestros hijos sea un kilo menos de dioses y una pizca mas de fe en ellos mismos.

“Dios ha muerto” no fue una sentencia, sino un sueño.

Un sueño en donde “el hombre” por fin podría nacer. Único y original como ha sido creado.

JR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s