“El camino hacia tu propia Obediencia”

1434756446613

 

“A veces me asombro de cuántos” No” son necesarios para arribar a un solo “Si”.  JR

El camino de la desobediencia, es sólo el principio del camino hacia una obediencia distinta. Toda energía funciona desde sus polos opuestos y a la vez complementarios en su fuerza. Quien no haya sido capaz de decir no a todos sus condicionamientos externos, será incapaz de dar el profundo sí, que un camino auténtico necesita.

Revisar los condicionamientos que nos han sido impuestos, es poner en duda cada una de las bases en dónde nuestra vida ha sido asentada sin nuestro permiso. Sólo conociendo a fondo las motivaciones de estos cimientos, seremos capaces de decidir nuestro propio camino. Hacen falta muchos”no” para encontrar  un verdadero “sí” a ti mismo.

Una vez decidido el propio camino, nuestro camino original y libremente elegido, recién ahí aparece la verdadera obediencia. Una obediencia que nada tiene que ver con aquello a lo que habíamos llamado anteriormente obediencia. Esta es una obediencia distinta, una que no está sujeta a normas externas, sino a nuestras  propias normas; algo a lo que muchos denominan: seguir nuestro corazón.

Recuerdo a un profesor de Teología que soñaba con el día en que las religiones desaparecieran. Su postura me resultaba totalmente contradictoria en ese momento, hasta que un día le pregunté cómo podía ser que un profesor especialista en religiones, estuviera tan en contra de ellas. El me respondió que para poder desmantelar algo, uno debía primero conocer a la perfección todo su mecanismo. Y fue en ese momento, cuando comprendí  qué era, lo que se necesitaba realmente para ser una persona desobediente.

La desobediencia es aquel  proceso mediante el cual, el conocimiento nos conduce hacia la duda y ésta a su vez, nos transporta hacia una comprensión mas elevada.  Esta sabiduría nos deja frente a una obediencia distinta; algo que no fue elegido por otros para ti, sino frente a algo que tú has descubierto y elegido para ti mismo.

Desobedecer no es decir no, sino conocer a fondo las cosas para  descubrir su error. Error que conduce inevitablemente a la aparición de  nuevas verdades. Y verdades que te conducen inevitablemente, a una obediencia distinta.

Esta obediencia, diferente a la primera, se rige por una naturalidad que responde a ti mismo y que nada tiene que ver con imposiciones externas. Cuando has sido capaz de descubrir la esencia de una imposición externa y aquel fondo que la motiva, serás capaz de ver su error, de soltarla y de deshacerte de ella, sin ninguna culpa.

El proceso requiere de tu total implicación  pero es sencillo: comprendes y luego abandonas lo erróneo. Eligiendo un nuevo camino pero esta vez,  el tuyo.

Todas las cosas son en realidad  puertas que se suceden y que se van abriendo una tras otra, permitiéndonos transitar por este camino que nos va llevando a través de todas las cosas, sin dejar que permanezcamos jamás, estancados en ninguna.

Así es como funciona toda esencia, ese perfume en movimiento que nunca se asienta exclusivamente en ningún detalle. La esencia se mantiene circulando libre y a la vez perfumándolo todo, sin permitir  a la ranciedad que produce el  permanecer y  el encasillarse en una sola cosa, ni siquiera en los nombres con lo que otros han llamado a las mismas cosas.

Toda esencia se rige siempre guiada por una sola desobediencia: Tu obediencia a tu libertad.

JR

“Has elegido para ti,  lo que tú has elegido para ti, no lo que otros han elegido para ti” A. Porchia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s