“Evolución es lo que debes”

“Dejarás a tu padre y a tu madre” Génesis 2.24

frases-motivacionales-para-mujeres-4

Todo lo que recibas de la vida deberás devolverlo. Así funciona su equilibrio y así ha decidido toda la existencia preservar su armonía.

El concepto de la devolución de aquello recibido ha estado presente en todas las civilizaciones. El hombre debía devolver a sus padres algo, en compensación a la vida recibida. Pero las distintas culturas, han variado la interpretación de la compensación de la existencia de muchas formas distintas. En la mayoría de las culturas esta compensación suele malinterpretarse como la entrega de la propia libertad.

 La malinterpretación del agradecimiento piensa de esta manera:

“Tú me has dado la vida y yo deberé entonces entregarte la mía. Me afiliaré a tu religión, a tus creencias, a tus prejuicios y miraré a través de tu mirada vieja, para demostrarte que estoy dispuesto a renunciar a todo lo propio, para compensarte por la vida que me has dado.”

La renuncia a la propia libertad se percibe aquí como una virtud, una manera de devolución digna de un hijo ejemplar, aquel que fiel al agradecimiento hacia sus padres, renuncia a su libertad, permaneciendo inmóvil y fijo en su mirada, en compensación a aquellos que le han dado la vida.

Su  fidelidad implica una entrega que supone heredarlo todo; los sufrimientos, los miedos y hasta los mismos enemigos. Asi es como el hijo, no sólo hace entrega de sus ojos y de la posibilidad de ver al mundo de una forma nueva y diferente, sino que además, renuncia a un sentir propio entregando también su propio corazón.

Los hijos confunden el concepto de la compensación de la existencia y creen que sólo su propia muerte; esa que se produce con la entrega de la propia libertad; podrá compensar el regalo de sus padres. Pero la  vida, que se rige siempre con otras reglas, nunca se compensa con lo mismo, sino con más.

 La renuncia nunca es una forma de compensación, ni la forma de amar que rige a toda la existencia. Tú no tienes que morir para devolver la vida, tu tienes que “EVOLUCIONAR” para lograr devolverle, a ella, aquello que te ha dado.

Esta es la única forma en que podrás devolver el regalo de la vida. Tu evolución es aquello que le debes y la única forma posible de pagar, por aquello que has recibido.

Evolucionar significa superar a lo anterior. Y esto, implica ampliar todas tus capacidades y progresar en todos los aspectos.

Avanzar dejando atrás todos los viejos errores y salir en busca de nuevas respuestas. Pero para eso, necesitarás unos ojos nuevos y un corazón limpio de todos los miedos, de todos los sufrimientos  y de todos los prejuicios del pasado.

Estos dos requisitos son aquellos dos elementos con los que te ha dotado la vida. Tú has  llegado al mundo con unos ojos nuevos y con un corazón limpio, por lo cual tu deber hoy, es intentar preservar aquello con lo que has llegado a este mundo, para luego usarlo en la búsqueda de formas mas creativas para la vida humana.

Por este motivo te he escrito esta carta, para decirte que debes superarnos a todos, debes olvidar la renuncia que crees que implica ser hijo  y atreverte a cumplir con tu destino que no es otro, que evolucionar en todos los aspectos.

Supéranos en todo, no dejes nada por buscar ni nada por cuestionarte y sobre todo, desafía a todo aquello que hemos catalogado como imposible.  Busca las causas a todos los errores que te hemos heredado y encuentra soluciones nuevas. Denuncia nuestra torpeza y  rechaza nuestra ceguera. Apréndenos con ojos nuevos y enséñanos con tu mirada. 

De tu viaje tráenos de vuelta todos tus progresos y haz que vengan siempre tomados de la mano, porque todos los progresos deben avanzar juntos.

La compensación por aquello que has recibido es superar a tus padres, ése es tu deber y ese es el único regalo que yo espero de ti.

El ejercicio de tu libertad es lo único que me debes y lo único que te deberán a ti tus hijos. Usa tus ojos nuevos y tus manos limpias para construir un nuevo mundo, con todo lo que ya tienes.

No espero menos de ti que sentirte siempre avanzando.

JRueda

“Deja que los muertos entierren a sus muertos y tú ven conmigo”

( Jesús de Nazareth hablando del significado de la evolución a un nuevo discípulo hace casi dos mil años)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s