“Cuando éramos Hermosos”

“El tiempo no ha modificado nada, todo sigue aquí” JR

 

mariquita-mano

Recuerdo cuando éramos hermosos y el sabor del helado nunca era tan rico sino se compartía con los amigos. Cuando las lágrimas del otro dolían mas que las tuyas, cuando soñábamos despiertos y creíamos en lo imposible.

Cuando despertábamos felices porque cada día era una nueva aventura y una rama era una espada y nuestra sombra el enemigo.

Cuando las risas eran contagiosas y aparecían siempre en misa y en todos esos lugares en donde se nos obligaba a amar a Dios siendo serios y aburridos.

Recuerdo cuando no daba vergüenza pedirle una galleta a un amigo, cuando el olor a tostadas nos levantaba los Domingos y pasábamos esas tardes eternas de verano, creyendo que el tiempo perdido era el único ganado.

Cuando nos emocionaba el vuelo de una mariposa y una mariquita nos obligaba a pedir tres deseos, pero teníamos tantos y eran tan importantes, que costaba decidir cuáles  elegiríamos.

Recuerdo cuando éramos capaces de sentir todos los perfumes, cuando nuestro olfato funcionaba y reconociamos el olor de mamá y el de la abuela, que aparecía desde lejos cuando venía a darnos un beso.

Y  esos viajes en coche de vacaciones, cuando mirar por la ventanilla nos transportaba hacia mundos diferentes, sin necesitar de pantallas ni de pastillas de colores.

Cuando defender al débil no se pensaba dos veces y reconocíamos a la injusticia sin haber estudiado derecho.

Recuerdo cuando la muerte no significaba un problema porque sabíamos que la vida era aquello que nos esperaba y la abordábamos con ganas a cada instante, aunque no tuviéramos nada.

Recuerdo cuando éramos libres y nada nos preocupaba porque estábamos tan ocupados aprendiéndolo todo, que ser libre era fácil y respondía a nuestra naturaleza.

Éramos sencillos, sensibles, espontáneos, permeables a todo, asombrados, curiosos, descubridores, poetas, pintores, actores y pandilla; porque lo teníamos todo y sin embargo, aún éramos niños.

Si te acuerdas de todo como yo también lo recuerdo, deberíamos reclamarlo porque eso fue nuestro y por lo tanto aún nos pertenece.

Devuélvenos cuando fuimos hermosos y el universo era nuestro y nosotros de todos.

JR

 

 

“El viaje: Un partir de mi, un infinito de distancias infinitas y un retornar a mi”.  A Porchia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s