“El Precio de cada Cosa”

Libertad

 

“Cada ser humano hará con su libertad lo que le parezca, incluso puede elegir ser un esclavo” (Miguel Hachen)

Cada cosa tiene su precio y aún aquellas cosas que creemos que son gratis, no lo son. Para descubrir el precio de una cosa deberás siempre hacer un cálculo matemático y preguntarte a ti mismo que estás dispuesto a restar de tu vida para conseguirlo.

Si quieres ser un académico deberás renunciar a tu tiempo libre para estudiar, si quieres ser un gran deportista deberás dejar todo aquello que entorpezca tu entrenamiento, si quieres ser un artista deberás dejar de aferrarte al suelo y  si quieres ser famoso deberás dejar tu privacidad.  Si quieres ser un viajero deberás dejar tu casa, si quieres ser un empresario deberás renunciar a tu antiguo horario de oficina y trabajar también los fines de semana y si quieres ser un líder para tu pueblo, deberás dejar tus ambiciones personales y priorizar el bienestar de tu gente.

Todo tiene su precio y éste está marcado por aquello que debes dejar para conseguir aquello que deseas.

Si realmente quieres  ser libre deberás dejar de depender y comenzar a caminar sobre tus pies, si quieres ser rico deberás trabajar sin descanso, si quieres ser madre deberás renunciar a tu egoísmo y si quieres conocer el amor verdadero deberás renunciar a tu ego y entregarte por completo.

Quien no esté dispuesto a pagar el precio que tienen todas las cosas adoptará  una actitud de víctima y llamará injusticia a aquellos esfuerzos que no ha estado dispuesto a hacer, cuando en realidad habrá sido su propia ambición quien le habrá impedido que se cumplieran sus sueños por la falta de disposición para restar algo de su vida.

Asumir que cada cosa tiene un precio es el primer paso para hacerse responsable de la propia vida.  Y comprender que los logros y las renuncias van siempre de la mano es comprender cómo funciona la contabilidad de la vida. Cada efecto tiene su consecuencia, nada sucede porque sí y cada suma requerirá inevitablemente a una resta previa.

Cuando veas a alguien a quien consideres afortunado o exitoso, acostúmbrate a mirar aquello que no se ve a simple vista y enfoca sobre aquellas cosas  que esa persona ha tenido que dejar para conseguir aquello que tú desearías tener.  Y luego pregúntate a ti mismo si tú hubieras estado dispuesto a hacerlo.

No veas sólo los logros porque éstos no poseen ningún valor en si mismos si detrás no llevan a una pérdida de sus mismas proporciones. Porque es la dimensión de la pérdida aquello que de verdad da valor a un logro.

Las cosas que de verdad poseen un valor positivo esconden detrás la misma cantidad de valor negativo. Y aquellas cosas que no te hayan supuesto dejar nada, nada te darán. Pero si has dado por ellas toda el alma, entonces te llenarán por completo.

No subestimes nunca a la pérdida porque es ella quien convierte a las cosas en valiosas y pregúntate a ti mismo cada vez que desees algo, cuánto estás dispuesto a dejar para conseguirlo.

Siempre hay que dejar ir una parte para poder recibir lo nuevo. A veces te compensará  y otras veces no lo hará, pero siempre habrá sido tu propio ejercicio de libertad.

Este ejercicio te convertirá en responsable de todas tus elecciones y verás qué maravilloso es no necesitar a mas culpables.

El movimiento de recibir es el de abrir la mano. Al abrirse, la mano  inevitablemente debe soltar aquello a lo que se aferraba para poder coger lo nuevo. Una mano cerrada que está aferrada a lo que tiene es incapaz de soltar y de perder, pero también será incapaz de recibir.

Si quieres recibir acostúmbrate a soltar porque la avaricia sólo te privará de nuevas oportunidades.

Págale a la vida aquello que te ha dado porque ella también tiene un precio y su condición es que debes vivirla con apertura si no deseas acabar vacío.

La vida sólo defrauda a aquellos que se cierran a recibir de ella todo lo que brinda.

 

JR

“El hombre desea ser libre, pero sin estar dispuesto a soltar ninguna de sus cadenas” JR

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s