“La Resistencia”

“Las palabras son armas de doble filo; peligrosas cuando son utilizadas por estrategas que buscan sólo su propio beneficio y redentoras cuando son capaces de iluminar aquello que estaba a oscuras” JR

hqdefault

Aquellos que utilizamos a las palabras como herramienta conocemos la neutralidad que poseen y sabemos que su valor está siempre dado por la finalidad con la que se emplean.

Hay palabras que se han usado para expresar los ideales mas puros pero sin embargo en otro contexto representan a los instintos mas bajos del ser humano.

Esto sucede con todas las palabras porque ellas no son en si mismas valiosas, sino que su valor está dado por la motivación que las acompaña.

La palabra “resistencia” que en boca del gran escritor Ernesto Sábato representaba a esa incansable capacidad de no ceder ante la ceguera, la frivolidad, la corrupción y el olvido de aquellos que necesitan de nuestra protección; es sin embargo en boca del populismo y de los tiranos que azotan a este planeta una resistencia al progreso, a la justicia, a la educación y al respeto por la integridad del ser humano.

Resistir en si mismo no supone ninguna virtud porque el valor de toda resistencia depende de aquello a lo que quieres resistirte. Si tu resistencia convertirá a tu pueblo en un pueblo que progresa, entonces esa resistencia valdrá la pena, pero si tu resistencia sólo pretende privar a tu pueblo del progreso, entonces estará teñida de codicia y de malas intenciones.

Esa será una resistencia que impedirá la evolución natural que se impone a todas las cosas, e irá en contra del movimiento que rige al planeta y del que el ser humano también es parte. Este movimiento hacia el progreso se llama evolución y cualquiera que intente detenerlo con la excusa que sea, dañará profundamente a las personas.

Las palabras sirven a veces como puñales y otras veces como linternas que iluminan el camino y alumbran nuevas ideas y posibilidades. Y como todas las palabras, corren siempre el riesgo de teñirse del color del corazón de aquel que las emplea.

Son armas de doble filo, peligrosas cuando son utilizadas por estrategas que sólo buscan su propio beneficio y redentoras cuando son capaces de iluminar aquello que estaba a oscuras.

JR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s