“Reinventar el Éxito”

 

frase-la-llave-del-exito-es-el-conocimiento-del-valor-de-las-cosas-john-boyle-o-reilly-138882

Hay palabras tan antiguas como “moral” y “ética” que para muchos suenan bastante tenebrosas y hasta un poco “borrosas”,  como bien sospecha Zygmunt Bauman,  y que caracterizan a una época en donde la gente aún andaba con sombrero por las calles.

Estas dos palabras han sido reemplazadas hace ya algún tiempo por otra mucho mas actual y moderna; la palabra es“éxito”.

Esta palabra es hoy el fin último de la mayoría de los habitantes de este planeta.

El éxito se ha convertido en el sueño de todos y se ha convertido también, en el parámetro que utilizamos para evaluar a las personas y para calificarlas.

¿Es exitoso? preguntamos sin cesar, como si la valoración positiva de un individuo dependiera del resultado de una aprobación, de un consenso masivo o de sus logros económicos.

El éxito sin embargo, tiene muchas acepciones, pero cuando pensamos en él, se nos vienen generalmente a la cabeza  las mismas cosas: fama, dinero, prestigio y poder. 

Nuestra civilización actual está guiada bajo estas premisas y transita hacia ellas de forma compulsiva, porque lo importante parece ser conseguir el éxito a cualquier costo.

No es de extrañar que todos aquellos libros que poseen la palabra “éxito” en su portada resulten ser best sellers y esto sucede porque todo buen vendedor conoce bien las obsesiones de su clientela. 

Antiguamente el éxito era el perfume que dejaba una vida virtuosa, aquello que permanecía flotando en el aire después de que alguien talentoso pasaba por el camino y era el resultado de una obra, de un trabajo, de una vida de perseverancia y de un legado lleno de buenas intenciones y motivaciones. (o lo que podríamos llamar moral kantiana)

Hoy la palabra éxito no va asociada sistemáticamente a la virtud y resulta ser a veces, efímera y espontánea.

Cuando el éxito se vuelve algo que nos urge conseguir, el método que se emplea para conseguirlo pierde importancia. No importa cómo lo consigas, pero tienes que hacerlo ya. Y cuando el tiempo escasea, se necesitan todo tipo de atajos. 

Da igual que el reconocimiento provenga del escándalo o del ridículo, porque lo importante es conseguir la atención y hacerse pronto con sus beneficios.

Sin duda existe ya una tendencia a replantearse qué es el éxito para cada uno de nosotros y a nivel institucional se percibe un resurgimiento de temas como la ética en las empresas, tanto como en la utilización de las nuevas tecnologías y en sus aplicaciones.

Reinventar el éxito implica renunciar a aquellos parámetros impuestos y fijos para diseñar nuestros propios valores y objetivos particulares, que son aquellas cosas que de verdad nos importan. Es establecer el valor que tiene para ti cada cosa. 

Y a través de ese nuevo cristal, valoraremos entonces el éxito propio y también el ajeno,

JR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s