“La Criatura de los Medios”

 

“A las madres que lloran en Facebook porque no saben qué decirles a sus hijas, yo les recomendaría empezar por pedirles perdón por no haberles preservado de las tres cosas que un padre debe preservar a los hijos pequeños:  la política, el terror y el prejuicio” JR

vida-bella-3

Los medios de comunicación masiva se han convertido en el arma mas poderosa de propaganda y de adoctrinamiento político, sin ninguna duda. Pocas veces hemos visto como en estos días, a una masa unida en la frase común y en los mensajes armados y cultivados con esmero por los medios de comunicación durante todo este tiempo.

 Muchos hablan de fascismo sin comprender cómo se gestó este movimiento y la publicidad que fue moldeando la mente de la sociedad alemana de ese momento, que se volvió incapaz de analizar la realidad de manera objetiva, volviéndose robots que repetían frases y propagaban temores y presagios infundados, sembrando el pánico y el caos y dando lugar como resultado a una de las masacres mas inhumanas de la humanidad.

A aquellos que lloran en Facebook y que no saben qué decir a sus pobres hijas frente al triunfo democrático de un candidato que no les gustaba, podríamos aconsejarles en primer lugar enseñar a sus hijos lo que significa la Democracia y el valor que tiene el voto de un pueblo en su conjunto.

Tambien podríamos informarles sobre lo mucho que ansían hoy a la Democracia aquellos que la han perdido por este tipo de movimientos disconformes a los que llaman luego antisitema y que en su ignorancia aceptan endemoniar al sistema que les proporciona sus libertades y la validez de su voz.

En segundo lugar, sería bueno pedirles perdón a los hijos por haberles inculcado la propaganda sensacionalista que nos vendieron a nosotros los medios de comunicación en todos estos meses; inculcándonos el temor sobre cosas infundadas, amplificando y tergiversando los mensajes, sin haberse limitado a ser simplemente lo que son: los transmisores de información  y no los patrocinadores de todos las desgracias que les permitimos ser.

Todos sabemos que los medios de comunicación masiva facturan con nuestras desgracias y cuando no las encuentran las crean. Lo rentable para ellos es crear el pánico, patrocinar nuevos movimientos de ruptura y dividir a la sociedad de todas las formas posibles. Y cuando hay algo importante que decir, en cambio, hablan del tiempo, del estado de las playas en verano y de cómo se cocina un filete ruso.

Los medios de comunicación masiva con su falta de objetividad sobre los hechos van creando a un individuo que se vuelve incapaz de analizar la realidad de forma objetiva.

Este ser humano se convierte en un ser manipulable y obediente a la tendencia, que repite aquello que avala la masa y  que se acostumbra a vivir en una zona de confort que le ofrece la posibilidad de no pensar por sí mismo y  de ser siempre avalado por las multitudes virtuales y caer bien.

El “like” se ha vuelto hoy para algunos,  la garantía de ser una persona inteligente, mientras que la historia  nos ha demostrado que los verdaderos seres inteligentes pocas veces fueron aclamados por las masas de su tiempo. 

Esta zona de confort en la que habitamos es la misma en la que habitaba un alemán nazi durante la segunda guerra mundial, que pensaba  acorde a la tendencia vigente y a lo que en ese momento se consideraba lo “políticamente correcto”.

El individuo se convierte, ya sea por un extremo o por el otro, en un producto de la propaganda, manejado a su antojo por aquellos que moldean la información a su conveniencia y que le convierten en un ser incapaz de pensar, ni de ver mas allá de aquello que le dicen que tiene que ver, pensar y creer.

“Perdón” es lo que se debe pedir a los hijos por transmitirles propaganda sensacionalista y llenarlos de miedos y de prejuicios. Porque el ejemplo de un buen padre es aquel que nos mostraron  en “la Vida es Bella”, en donde un sencillo e insignificante hombrecito supo preservar a su pequeño hijo de todo aquello de lo que uno debería preservar siempre a los hijos pequeños; la política, el terror y el prejuicio. 

JR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s